La Resistencia del Mar Rojo

The Wedding Plan es una película israelí protagonizada por la actriz Michal y su prometido Gidi. Faltando menos de un mes para la boda, Gidi su prometido le confiesa que no la ama y abandona a Michal. Ella destrozada por la noticia, decide hacer algo inesperado y sorprendente al mismo tiempo. Michal decide planificar su boda a 22 días de distancia, en la octava noche de Hanukkah sin su prometido. Por lo tanto, ella hizo todos los pagos necesarios para su propia fiesta de boda. Envía invitaciones a sus familiares y amigos y puso a prueba su fe creyendo que el amor de su vida, el hombre perfecto llegaría justo a tiempo. Pero la cosa se puso cada vez más difícil para Michal porque cada día se acercaba más la fecha para su boda sin que ella consiga su hombre ideal.

Lo que hizo Michal desde todo punto de vista es una locura ¿a quien se le ocurriría planear su boda sin estar comprometido/a? Por supuesto, todos sus amigos y familiares le aconsejaron que abandone su plan y siga su vida. Pero ella decide llevar su plan hasta las últimas consecuencias. El día de su boda, Michal fue a la peluquería, se puso un radiante vestido blanco y decide enfrentar lo que tanto temía que pasaría. Michal y su amiga llegaron al lugar donde se iba celebrar la boda, y para su sorpresa, todos sus invitados estaban esperándola; el lugar estaba lleno. Esta todo listo como me lo pediste, dijo el dueño del local; las mesas, las decoraciones, las bebidas, la comida, etc., pero había una atmósfera de curiosidad por saber como iba terminar todo porque hasta el momento no había llegado el hombre que le pediría la mano en casamiento. Que momento tan difícil para Michal! A eso le llamo la “Resistencia del Mar Rojo.” Esto no se trata de probar a Dios, esto se trata de probar la fe. Michal nunca quiso probar a Dios, ella probó su fe porque quería descubrir hasta donde podía resistir y confiar en Dios.

r6dh6spjtnel3fkpypudxc7jre

Moisés salió de Egipto con 600.000 hombres sin contar niños y mujeres para dirigirse hacia la tierra prometida. Mientras tanto, el Faraón ya se había arrepentido de haberles dejado salir de Egipto y decide seguirlos. Muy pronto los israelitas llegaron al lugar donde tenían en frente el mar rojo y por detrás al ejercito del Faraón. En ese momento ellos tenían solo dos opciones, regresar a Egipto y rogar por sus vidas, o tener fe en Dios y resistir hasta el último momento.

godupdates20920reminders20from20red20sea20miracle20fb

El versículo de la Biblia en Salmos 46:10 dice: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios.” Se por experiencia que es difícil quedarse quietos y confiar en Dios cuando se presentan las dificultades de la vida. Pero también se que Dios siempre llega a tiempo, nunca temprano, nunca tarde, siempre justo a tiempo. No estoy diciendo que Dios siempre va intervenir para solucionar nuestros problemas de alguna manera sobrenatural mientras nosotros nos quedamos sentados. Pero hay momentos en nuestras vidas como la del mar rojo donde Dios nos pide que estemos quietos para poder ver su poder. Moisés solo tenía dos opciones, rendirse o pedir la intervención de Dios. Los israelitas, no todos, los que resistieron hasta el final vieron con sus propios ojos el mar rojo abrirse en dos y pudieron pasar al otro lado. Mi pregunta para ti sería, ¿eres parte del grupo que decidió volver a Egipto o eres parte del grupo que decidió resistir hasta cruzar al otro lado del mar?

Si estas pasando por la experiencia del mar rojo y necesitas fuerzas para resistir, envíame un mensaje, me encantaría orar por ti.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios” (Salmos 46:10).

Riesgo + Perseverancia + Pasión #2

tyson-dudley-122441.jpgEn una publicación anterior hablé del Riesgo como el primer paso hacia el éxito. Cada decisión implica un riesgo. Pero recuerden, lo peor no es el fracaso, lo peor es no intentar. El Segundo paso hacia el éxito es la Perseverancia. Según la Real Academia Española, la Perseverancia es “mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado, en una actitud o en una opinión.” Luego de tomar la decisión de emprender un nuevo proyecto, sea una carrera de formación educativa, un negocio, o cualquier sueño en la vida tarde o temprano estarás frente a frente con la tentación de abandonar aquello que has comenzado.

“lo peor no es el fracaso, lo peor es no intentar.”

Hay muchas razones que podrían llevar a una persona a tomar la decisión de abandonar su sueño. La primera podría ser lo que le llamamos la tercera es la vencida. Si en el tercer intento no lograste tu objetivo, las posibilidades de volver a intentar son mínimas. Esto es una barrera que a muchos le impide volver a intentar hasta lograr su objetivo. No te rindas tan rápido. Persevera dándo tu mejor esfuerzo o tu mejor intento en cada oportunidad que Dios te da. No caigas en la tentación de volver a tu vida pasada, a esa vida segura y cómoda. Recuerda porque te arriesgaste a dejar tu comodidad y tu seguridad. La segunda razón que lleva a las personas a renunciar es el temor a la vergüenza. Nadie quiere ser ridiculizado, por lo tanto cuando sienten que las cosas se ponen difíciles deciden abandonar antes que permanecer. No te rindas! No cierres la puerta si Dios no lo ha hecho! Espera! Persevera! Y si las cosas no salen como esperabas, no te desanimes, vuelve a empezar con más fuerzas. La tercera barrera son las limitaciones de cada persona. Hay limitaciones y debes reconocer las tuyas. Tienes que reconocer que humanamente eres limitado. Hay cosas que humanamente no podrás alcanzar. Pero aún en tus limitaciones hay esperanza. Porque justamente Dios puede ser visible a través de tus limitaciones. Sé humilde! Reconoce tus límites! Confía en Dios! Espera en Dios!

“No te rindas! No cierres la puerta si Dios no lo ha hecho! Espera! Persevera!”

Mi deseo para ti es que puedas descubrir el sueño que Dios ha puesto en tu corazón, el destino de Dios para tu vida y decidas arriesgar todo para alcanzarlo. Una vez tomada la decisión, te animo a mantenerte firme, a mantener la calma, y perseverar hasta llegar a la meta.

“Y si las cosas no salen como esperabas, no te desanimes, vuelve a empezar con más fuerzas.”

Consejos Prácticos para la Perseverancia   

  • Intenta de nuevo cuantas veces sea necesario.
  • No temas. Manten la fe en alta. Confía en Dios. Descansa en Dios.
  • Persevera en la oración. Espera una respuesta de Dios.
  • Recuerde que estas dentro de un proceso. No te desanimes. Dios esta en control.
  • Enfócate en el futuro. La derrota del pasado ya no tiene relevancia.
  • Sigue adelante. No te rindas.
  • Mantente enfocado. Los problemas del momento pueden afectar tu visión.
  • Entrega tus limitaciones a Dios. Esfuérzate.
  • Disfruta del proceso.

Photo by Tyson Dudley on Unsplash

Le Chambon, una comunidad de amor

Hola amigos, en esta ocasión quiero compartir con ustedes un libro titulado Lest Innocent Blood Be Shed que cuenta la historia de una comunidad en Francia llamada Le Chambon.

86053
Vista de Le Chambon, donde la mayoría de la población protestante de la aldea ocultaba a los judíos de los nazis. Le Chambon-sur-Lignon, Francia, fecha incierta. — US Holocaust Memorial Museum // ushmm.org

Le Chambon-sur lignon, es una pequeña comunidad francesa con alrededor de tres mil habitantes. Alemania habia ocupado parte de Francia durante la Segunda Guerra Mundial y muchas personas fueron asesinadas y perseguidas, especialmente judios. Entonces, la comunidad de Le Chambon se opuso al regimen politico, tanto de Francia y Alemania para ofrecer protección a niños y adultos judíos y no judíos poniendo en riesgo sus propias vidas. Por lo tanto, la comunidad de Le Chambon salvó muchas vidas durante la Segunda Guerra Mundial convirtiendose asi en una ciudad que se resistió a todo tipo de violencia contra la vida de una persona, llamese judio, frances, aleman, etc.

 

Toda esta operación de resistencia fue encabezada principalmente por el Pastor Protestante Andrés Trocmé y su esposa Magda. También, tuvo el apoyo del Pastor Edouard Théis, director of the Collège Cèvenol, y por supuesto de toda la comunidad de Le Chambon. Por ejemplo, Cuando un alto oficial de la policía le pidió a André Trocmé que entregara la lista de judíos escondidos en Le Chambon, rechazó categóricamente, diciendo: “Incluso si tuviera una lista así, no la pasaría a usted. Ellos aquí buscan ayuda y protección, y yo soy su Pastor, y el pastor no traiciona a las ovejas que protege” (Hallie P. 1979, p. 108). En otra ocasión, el prefecto de la comunidad Le Chambon, Robert Bach, le pidió que dejara de ayudar a los judíos, a lo cual Trocmé respondió: “No sabemos lo que es un judío, sólo reconocemos a los seres humanos” (p. 103). Los judios eran escondidos en casas particulares, pensiones, y hasta en la propia iglesia de Andrés Trocmé.

La historia de Le Chambon hubiera sido muy diferente sin sus líderes y su población. Estas personas, por experiencias de persecución del pasado tenian un corazón lleno de amor y compassion hacia los perseguidos. Por sobre todas la cosas, ellos ponían en práctica lo que aprendían de los mensajes del Pastor Trocmé que amaba la historia del buen samaritano. Cuando Trocmé fue arrestado, Magda invitó a los oficiales la cena,  para muchos era una locura, a lo que ella respondía, “era la hora de la cena y todos tenemos hambre” (p. 20). También, cuando una persona golpeaba la puerta de cualquier hogar particular, estas familias simplemente les recibían; tomaban desiciones en el momento por la necesidad aunque eran conscientes del riesgo que implicaba esconder a un judio en sus casas (p. 199).

 

andre-trocme
André Trocmé y su esposa Magda // rabbibrant.com

La historia la comunidad de Le Chambon es una muestra clara de que es posible vivir una cultura alternativa dentro de una cultura de odio, rechazo, muerte, racismo, y persecusión poniendo por encima de todo el valor del ser humano. Trocmé en una ocasión dijo, “la ayuda nunca debe ser dada con un fin propagandista: la ayuda debe ser dada solamente para el beneficio de la gente que es ayudada, no para el beneficio de alguna iglesia u otra organización que esta haciendo la ayuda” (p. 55). La vida y la integridad de la persona ayudada es más preciosa que cualquier organización.

La historia de Le Chambon nos insta a valorar y cuidar lo más precioso, la vida humana dejándo de lado las diferencias sociales, ecónomicas, culturales, y religiosas para proteger la integridad física y emocional de una persona.

 

 

 

Riesgo + Perseverancia + Pasión #1

Hay tres palabras que pueden determinar el éxito o el fracaso de una persona a lo largo de la vida. Estas tres palabras son el riesgo, la perseverancia, y la pasión. Todas deben ir de la mano para lograr el éxito. Desarrollaré una palabra por cada publicación empezando por la primera palabra. Te invito a que estes atento a las siguientes publicaciones.

leio-mclaren-307277

Riesgo, la vida esta llena de riesgos. El joven que abre su corazón a una chica se hace vulnerable y corre el riesgo del amor no correspondido. Pedir la mano de una joven para contraer matrimonio es un riesgo porque uno decide confiar en el amor sincero y desinteresado de la otra persona y de uno mismo. Elegir una carrera universitaria es un riesgo porque no siempre hay una segunda oportunidad para volver a empezar una nueva carrera.

Pero lo cierto y lo concreto es que para alcanzar un objetivo o un sueño, se necesita arriesgar y arriesgar todo en la vida. Muchos no se arriesgan por el temor al fracaso, pero quiero decirles que lo peor no es el fracaso; lo peor es no haberlo intentado. Adolfo Aguero Esgaib en su libro Hasta el finalmenciona que, “los únicos que no se equivocan son los que no hacen nada” (2014, p. 95). Toda mi vida me he arriesgado, aunque debo admitir que cada riesgo produjo cierto temor en mí. Muchas veces me he equivocado, pero también muchas veces he triunfado.

Mi mayor riesgo en estos últimos dos años fueron la decisión de aprender un nuevo idioma y presumir un nuevo título universitario fuera del pais. Me arriesgué y arriesgué conmigo a mi esposa al dejar todo lo que habíamos logrado hasta ese momento. Nos arriesgamos desde el momento que decidimos compartir nuestro sueño con otra persona. Luego, al decidir sacar los documentos, también al vender todas nuestras pertenencias y emprender vuelo sabiendo que no teníamos todos los recursos necesarios. Sabíamos que debíamos arriesgar todo para alcanzar este sueño, y así lo hicimos y estamos agradecidos a Dios por su fidelidad.

Muchas veces necesitamos hacer cosas que nos ponen al límite del fracaso. Llegar al punto de reconocer y decir; Dios si tu no vienes a mi vida y a mi realidad, estoy completamente acabado. Tú eres mi Salvación.

La Escritura dice, “entrega al Señor todo lo que haces; confía en Él, y Él te ayudará.” Salmos 37:5 (Nueva Traducción Viviente). Dios quiere que le confiemos todos nuestros planes; en otras palabras, El quiere que le contemos sin temor todo lo que planeamos hacer porque El es nuestro ayudador.

Dios es mi ayudador, confiaré en Él y no temeré.

Photo by Leio McLaren on Unsplash

Hola a todos!

Esta es mi primera publicación. Voy estar actualizando esta página con reflexiones, comentarios acerca de libros, y otros temas de interés. Espero que les guste.

Los silencios de Dios

dan-grinwis-396674-unsplash.jpg
Photo by Dan Grinwis on Unsplash

¿Hasta cuándo debo pedir ayuda, oh Señor? ¡Pero tú no escuchas! «¡Hay violencia por todas partes!», clamo, pero tú no vienes a salvar” (Habacuc 1:2).

El silencio nunca es mi respuesta favorita. ¿Alguna vez envió un mensaje de texto o un correo electrónico a alguien y no recibió respuesta? Todos enviamos mensajes de textos o correos electrónicos todo el tiempo, algunas personas responderán, otras personas las ignorarán. Pero están esos correos, mensajes de textos, o llamadas que esperamos recibir con muchas ganas. Por ejemplo, usted solicitó su primer empleo, o solicitó ingresar a una universidad prestigiosa, pero nunca recibió una respuesta. Toda la respuesta que obtuviste fue el silencio.

¿Cuántas veces oramos y le pedimos a Dios que nos ayude en una situación específica en nuestra vida, y sentimos que Dios estuvo en silencio? Y cuando pensamos que Dios está en silencio, nos hacemos esta pregunta, ¿Dónde estás Dios?

La noticia sobre la muerte de Abraham Fehr, un colono Menonita conmocionó a todo el Paraguay. Presuntamente, fue secuestrado y asesinado por un grupo de guerrilleros por carecer su familia del dinero para pagar el precio de rescate. Todavía recuerdo haber visto por la televisión los rostros de los padres, la esposa y de los hijos de Abraham Fehr, que con la cara empapada de lágrimas, salieron de la habitación donde reconocieron el cuerpo sin vida. Abraham era fue un hombre piadoso, amaba a su familia y a su comunidad pero desafortunadamente tuvo que acabar de esta manera. Cuando pasan cosas malas a personas buenas muchas veces nos hacemos la misma pregunta ¿Dónde estás Dios?

El profeta Habacuc vivió en un tiempo muy similar a nuestros días. Una época donde todo iba mal. Vivió cuando había una gran corrupción nacional, la nación y la tierra estaba llena de violencia, de odio y de estallidos de maldad. Por lo tanto, Habacuc discute con Dios. El estaba frustrado con todo el pecado que lo rodeaba y quería que Dios lo arreglara y se quejó con Dios diciendo:

¿Hasta cuándo debo pedir ayuda, oh Señor? ¡Pero tú no escuchas! «¡Hay violencia por todas partes!», clamo, pero tú no vienes a salvar” ¿Dónde estás Dios? La gente injusta nos mata, y tú no haces nada para salvarnos; no respondes nuestras oraciones.

matthew-henry-18987-unsplash.jpg
Photo by Matthew Henry on Unsplash

Es difícil ver a Dios cuando todo lo que recibimos es su silencio. Cuando el correo electrónico que tanto anhelábamos nunca llega, o cuando las cosas no van bien. Pero quiero decirte algo, porque de una cosa estoy muy seguro; Dios siempre ha estado con contigo. Jesús dijo: Yo estoy con ustedes siempre, hasta el final de los tiempos” (Mateo 28:20). También en Hebreos 13: 5 Jesús dijo, “Nunca te dejaré; ni te desampararé. ” Su nombre es Emmanuel, ¡Dios con nosotros! ¡El siempre está con nosotros! ¡Dios está siempre conmigo y contigo!

Jesús también dijo, “mi oración no es que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno” (Juan 17:15). Jesús nos dice: estoy contigo en tu tristeza, en tu dolor. Veo toda la injusticia y la violencia, ¡y estoy caminando contigo! No estás solo porque siempre estuve y estaré contigo.

El libro de Habacuc nos desafía a confiar en Dios en medio de la injusticia, la violencia y a permanecer firmes en la fe en Dios. Estamos llamados a creer, a depender, a aferrarnos al Señor y a serle fieles. No importa cuál sea tu situación, no importa qué injusticia o violencia estás atravesando; confía en Dios, se fiel a Dios porque El ha prometido nunca dejarte ni abandonarte.

“¡Mira a los orgullosos! Confían en sí mismos y sus vidas están torcidas. Pero el justo vivirá por su fidelidad a Dios” (Habacuc 2:4). 

Riesgo + Perseverancia + Pasión #3

La pasión es un sentimiento o una emoción muy fuerte que tiene el poder de motivar a las personas a efectuar sus metas. Existen muchas cosas por las que una persona puede apasionarse tales como el futbol, la música, la pesca, los autos antiguos, los libros, las películas, los viajes, el estudio, el trabajo, la fe, etc. Por ejemplo, la pasión por el futbol hace que miles de personas viaje hasta Rusia para apoyar a su equipo. La pasión por la música le lleva a una persona a adquirir sus propios discos y a participar de los conciertos. Los apasionados por la pesca gastan dinero, tiempo, y deben practicar mucha paciencia para tratar de pescar. Pero nada podrá detenerle a una persona que esta decido y apasionado por una causa.

mosa-moseneke-446045-unsplash
Photo by Mosa Moseneke on Unsplash

La Biblia también nos insta a ponerle ganas a todas las cosas que hacemos. “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” (Col. 3:23). Al hacer las cosas de corazón, estamos agregando pasión y buena gana a todas nuestras responsabilidades. El apóstol nos anima a servir con pasión a nuestros superiores. Jesús fue y sigue siendo un apasionado. Su pasión hizo que soportara el mayor de los sufrimientos, la muerte en la cruz.

En algún momento de la vida, a todos nos llega el cansancio, el desánimo, y el deseo de renunciar a todo lo que estamos haciendo. Pero la pasión hace que justamente en esos momentos difíciles, podamos encontrar una motivación que nos llena de energía y nos devuelva el entusiasmo de siempre para alcanzar nuestra meta.

Mi pasión por las iglesias, el estudio, y el servicio, me llevo a aprender un nuevo idioma, una nueva cultura, a sacrificar a mi familia y a mis amigos.  Esa misma pasión hace que pueda pasar muchas horas leyendo, escribiendo, y trabajando con mucho esfuerzo. Es mi deseo que Dios te guie a descubrir tu pasión en la vida; una pasión que va más allá de una satisfacción personal y temporal. Quizás sea una pasión por los desamparados, los huérfanos, las viudas para que tengan una mejor vida. Quizás sea una pasión por Dios para empezar una relación personal con Jesús. O quizás sea una pasión para alcanzar una meta personal. Cualquiera sea tu meta, no descuides la pasión.