Los silencios de Dios

dan-grinwis-396674-unsplash.jpg
Photo by Dan Grinwis on Unsplash

¿Hasta cuándo debo pedir ayuda, oh Señor? ¡Pero tú no escuchas! «¡Hay violencia por todas partes!», clamo, pero tú no vienes a salvar” (Habacuc 1:2).

El silencio nunca es mi respuesta favorita. ¿Alguna vez envió un mensaje de texto o un correo electrónico a alguien y no recibió respuesta? Todos enviamos mensajes de textos o correos electrónicos todo el tiempo, algunas personas responderán, otras personas las ignorarán. Pero están esos correos, mensajes de textos, o llamadas que esperamos recibir con muchas ganas. Por ejemplo, usted solicitó su primer empleo, o solicitó ingresar a una universidad prestigiosa, pero nunca recibió una respuesta. Toda la respuesta que obtuviste fue el silencio.

¿Cuántas veces oramos y le pedimos a Dios que nos ayude en una situación específica en nuestra vida, y sentimos que Dios estuvo en silencio? Y cuando pensamos que Dios está en silencio, nos hacemos esta pregunta, ¿Dónde estás Dios?

La noticia sobre la muerte de Abraham Fehr, un colono Menonita conmocionó a todo el Paraguay. Presuntamente, fue secuestrado y asesinado por un grupo de guerrilleros por carecer su familia del dinero para pagar el precio de rescate. Todavía recuerdo haber visto por la televisión los rostros de los padres, la esposa y de los hijos de Abraham Fehr, que con la cara empapada de lágrimas, salieron de la habitación donde reconocieron el cuerpo sin vida. Abraham era fue un hombre piadoso, amaba a su familia y a su comunidad pero desafortunadamente tuvo que acabar de esta manera. Cuando pasan cosas malas a personas buenas muchas veces nos hacemos la misma pregunta ¿Dónde estás Dios?

El profeta Habacuc vivió en un tiempo muy similar a nuestros días. Una época donde todo iba mal. Vivió cuando había una gran corrupción nacional, la nación y la tierra estaba llena de violencia, de odio y de estallidos de maldad. Por lo tanto, Habacuc discute con Dios. El estaba frustrado con todo el pecado que lo rodeaba y quería que Dios lo arreglara y se quejó con Dios diciendo:

¿Hasta cuándo debo pedir ayuda, oh Señor? ¡Pero tú no escuchas! «¡Hay violencia por todas partes!», clamo, pero tú no vienes a salvar” ¿Dónde estás Dios? La gente injusta nos mata, y tú no haces nada para salvarnos; no respondes nuestras oraciones.

matthew-henry-18987-unsplash.jpg
Photo by Matthew Henry on Unsplash

Es difícil ver a Dios cuando todo lo que recibimos es su silencio. Cuando el correo electrónico que tanto anhelábamos nunca llega, o cuando las cosas no van bien. Pero quiero decirte algo, porque de una cosa estoy muy seguro; Dios siempre ha estado con contigo. Jesús dijo: Yo estoy con ustedes siempre, hasta el final de los tiempos” (Mateo 28:20). También en Hebreos 13: 5 Jesús dijo, “Nunca te dejaré; ni te desampararé. ” Su nombre es Emmanuel, ¡Dios con nosotros! ¡El siempre está con nosotros! ¡Dios está siempre conmigo y contigo!

Jesús también dijo, “mi oración no es que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno” (Juan 17:15). Jesús nos dice: estoy contigo en tu tristeza, en tu dolor. Veo toda la injusticia y la violencia, ¡y estoy caminando contigo! No estás solo porque siempre estuve y estaré contigo.

El libro de Habacuc nos desafía a confiar en Dios en medio de la injusticia, la violencia y a permanecer firmes en la fe en Dios. Estamos llamados a creer, a depender, a aferrarnos al Señor y a serle fieles. No importa cuál sea tu situación, no importa qué injusticia o violencia estás atravesando; confía en Dios, se fiel a Dios porque El ha prometido nunca dejarte ni abandonarte.

“¡Mira a los orgullosos! Confían en sí mismos y sus vidas están torcidas. Pero el justo vivirá por su fidelidad a Dios” (Habacuc 2:4). 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s