El Motivo de la Navidad

Es posible estar en una fiesta y no saber cual es el motivo de la misma. Ahora imagínese que esta en medio de una gran fiesta. La familia esta reunida, los niños están jugando en el patio de la casa con los primos y las primas. Los tíos y las tías están sentados juntos con los abuelos haciendo un gran circulo y tomando el tradicional clericó. Que momento mas especial. Todos habían esperado esta fecha para poder pasar juntos. De repente alguien se pregunta, ¿qué estamos celebrando? ¿qué alguien me diga quién esta de cumpleaños? Es posible estar en una fiesta y no saber cual es el motivo de la misma, pero es difícil no hacerse la pregunta para encontrar el verdadero motivo de la celebración.

El nacimiento de Jesús fue un acontecimiento histórico sin precedentes. Isaías profetizó mas de 700 años antes de que ocurriera este evento. Todos los judíos eran conscientes de que algún día nacería el Salvador del mundo. Incluso sabían donde iba nacer. Jesús iba nacer en Nazaret, pero Augusto César hizo que María y José viajaran hasta Belén, pueblo natal de José para empadronarse, y allí nació Jesús (Mateo 2:6). Sin embargo, los maestros de la ley religiosa, los ancianos, y los principales sacerdotes, y muchos otros no se dieron cuenta del cumplimiento de esta profecía y del nacimiento de Jesús. Todos ellos estuvieron simbólicamente presentes en la fiesta pero solo algunas personas como los pastores, los hombres sabios del oriente, María y José sabían el motivo principal de la fiesta. Incluso los apóstoles no entendieron que se trataba de Jesús, el Hijo de Dios hasta después de su resurrección.

Yo me pregunto como es posible que los maestros de la ley religiosa de la época, sus discípulos y tantas otras personas que estaban esperando por años este acontecimiento pudieron perderse la oportunidad de conocer a Jesús el Salvador del mundo, o al menos darse cuenta que se trataba de Él. Es posible estar en una fiesta y no saber cual es el motivo de la misma, pero es difícil no hacerse la pregunta para encontrar el verdadero motivo de la celebración.

img_7234

Al acercarnos a la nochebuena, te invito a que te detengas por un momento y te hagas la siguiente pregunta, ¿cuál es el motivo de la Navidad?. El motivo de la Navidad es Jesús y el amor del Padre. “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). Este pasaje de la Biblia se construye sobre la lección de Jesús a Nicodemo: que creer en Jesús es necesario para la vida eterna.

Yo te pregunto, ¿te gustaría ser como uno de los hombres sabios del oriente? Ellos si sabían de que se trataba la fiesta y se unieron con regalos y adoración. En cambio la multitud y muchos “entendidos” se perdieron del propósito del nacimiento de Jesús. Te invito a que creas que Jesús es el Hijo de Dios y que tú necesitas a Él para recibir la vida eterna.